CONCEPTOS ÚTILES A TENER EN CUENTA ANTES DE PEDIR UNA HIPOTECA

Conceptos útiles a tener en cuenta antes de pedir una hipoteca

Cuando una persona se acerca a una sucursal bancaria para solicitar información sobre una hipoteca se enfrenta a numerosos conceptos nuevos o que ha escuchado pero cuyo significado desconoce: qué es exactamente una hipoteca, la subrogación, la novación o el euríbor. Brevemente hacemos un repaso de los términos más comunes a la hora de hablar de hipotecas. 

1.- Hipoteca: es la garantía del préstamo hipotecario que se constituye para avalar el pago de dicho préstamo. Dicha garantía suele ser el inmueble que se compra y en caso de que la deuda no sea satisfecha en el plazo pactado, el acreedor puede promover la venta forzosa de la casa. Pero además este préstamo tiene la característica de garantía personal, es decir, que, según la legislación española actual, de forma genérica, el deudor responde de sus obligaciones con todos sus bienes presentes y futuros (art. 1.911 del Código Civil). 

2.- Plazo de la hipoteca: los expertos recomiendan que cuando uno se hipoteca no lo haga por más de 30 años. Recordamos que este tipo de préstamos están regulados por la fórmula de amortización conocida como ‘préstamo francés’, lo que significa que es en los primeros años de vida de la hipoteca cuando se pagan muchos intereses y se amortiza muy poco capital. Por eso aquellos préstamos que se concedieron en los años de bonanza ahora comienzan a amortizar capital. 

3.- Subrogación de la hipoteca: cuando uno firma la hipoteca con un banco determinado no tiene por qué estar toda la vida atado al mismo banco. En caso de valorar otro que ofrezca mejores condiciones, entonces estaríamos hablando de la subrogación hipotecaria, que significa el cambio de acreedor. Eso sí, conlleva algunos costes asociados, como los de notaría, gestoría, registro o comisiones bancarias por el banco de origen. 

4.- Novación de la hipoteca: la hipoteca que se firmó inicialmente puede variar. Esto es lo que se conoce como novación, que no es otra cosa que el cambio de alguna de las condiciones del préstamo. El coste de la novación puede ser algo menor que el de la subrogación pero para ello hay que llegar a un acuerdo con el banco. 

5.- El euríbor: el euríbor es el tipo de interés que pagan los bancos de la zona euro por prestarse dinero. Más fácil, es el precio que los bancos ponen al dinero, como en un mercado. Y es el indicador de referencia para la mayoría de las hipotecas de España. Para quien tenga una hipoteca, las caídas del euríbor abaratarán la cuota del préstamo, mientras que las subidas encarecerán el pago mensual.

Artículo visto en (Actibva)